violencia de genero
miextremadura
turismo de extrellas
MUJER EXTREMADURA
  • 04 abr 2020

Inseguridades

16 diciembre 2014

Las inseguridades son una emoción negativa que sufrimos, debido a un sentimiento de inferioridad con respecto a situaciones que no conocemos y que a priori pensamos que no podremos manejar con soltura y dinamismo.

Un grado de inseguridad es sano y totalmente aceptable puesto que es el nivel que necesitamos para estar alerta ante las nuevas situaciones que nos acontecen en nuestro día a día. Sin embargo, una vez rebasados los límites de la normalidad puede afectar de manera poco acertada en nuestra personalidad, provocando una identidad reservada y afecciones de todo tipo (tensión muscular, problemas digestivos, dolor de cabeza, tartamudeo, problemas de aprendizaje, mala circulación, etc) puesto que el cuerpo está sometido al temor de forma constante y prolongada.

Las inseguridades están presentes tanto en adultos como en niños o adolescentes, por ello es importante que trabajemos de forma eficaz en ellas. A día de hoy, las inseguridades en adultos que se han desarrollado en una edad madura son motivadas fundamentalmente por el área laboral.

Podemos definir inseguridad laboral como el temor de no poder mantener la continuidad laboral deseada o como la inestabilidad percibida del propio puesto de trabajo. Vivimos en un ambiente laboral de constante competitividad y lucha por conservar el puesto de trabajo. Queremos ser siempre mejores que nuestros compañeros, y eso es un esfuerzo demasiado elevado para mantener en el tiempo.

Este tipo de inseguridades en los adultos son más factibles de tratar puesto que facilitan el buen resultado que dan las técnicas cognitivas. Por ejemplo, las personas con inseguridades tienden a tener muchos errores de pensamiento que conducen a una mayor inseguridad. Los errores de pensamiento pueden interferir en una toma de decisiones correcta. Los errores más comunes incluyen el pensamiento de todo o nada (si no es así, entonces no es de ninguna manera). No nos damos cuenta que entre el blanco y el negro hay toda una gama de colores que podemos manejar.

Los errores de pensamiento pueden ser desafiados cambiando esos pensamientos negativos y dañinos que te hacen sentir inseguro, deteniendo el proceso de pensamiento inmediatamente. Detener los pensamientos negativos, es la clave para el desarrollo de una mayor seguridad de ti mismo.

En contrapunto, las inseguridades en los niños son más complicadas. En muchas ocasiones vienen por un origen sobre protector, menoscabo de la autoestima por burlas o mofas en el colegio o por el simple hecho de tener algo físico diferente a sus compañeros.

Los niños que se encuentran en este último caso, tardan más en aprender a tomar decisiones por sí mismos, ya que muchas veces son los padres los que lo hacen por ellos. El sentimiento de estos niños se suele asociar a un carácter retraído o inhibido, que los lleva a la pasividad.

Las pautas de trabajo con estos niños van encaminadas a la mejora de la autoestima y al análisis de aquellos pensamientos poco ajustados a la realidad que pueden llevar al niño a explicarse de forma poco objetiva y distorsionada.

Todo ello se ha de enfatizar con una actitud cariñosa y de aprecio para bajar sus propias barreras. Ya que son niños que están muy preocupados por lo que puedas pensar de ellos y como vaya a ser la evaluación. Es muy importante, atajar las inseguridades de los niños y adolescentes en sus primeras fases de actuación puesto que pueden desencadenar en otros trastornos de mayor envergadura como la depresión.

Aproximadamente el 5 por ciento de los niños y adolescente de la población general que viven con mucha tensión por haber experimentado pérdida de atención, lentitud de aprendizaje, desorden de conducta, etc padecen depresión en algún momento. Los niños y adolescente pueden presentar formas enmascaradas de depresión. Un ejemplo de ello puede ser la fobia a la escuela y apego excesivo a los padres, abuso de alcohol u otras sustancias, comportamiento antisocial, promiscuidad sexual, fugas de hogar, etc.

Como conclusión, podemos decir que las inseguridades en gran media son responsabilidad nuestra, de nuestras acciones, de nuestros hechos, de nuestra experiencia vivida, de nuestros pensamientos diarios, por ello, facilitemos la vida a nuestros hijos y a nosotros mismos mediante la creación de pensamientos positivos, detección inmediata de los negativos y refuerzo constante a los niños a sus buenas conductas con cariño y gratitud.

inmaculadacruza@hotmail.com PSICÓLOGA

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.

El blog de Inmaculada Cruza

Inmaculada Cruza Izquierdo Inmaculada Cruza Izquierdo
Inmaculada Cruza Izquierdo
Inmaculada Cruza Izquierdo. (29/11/1979)

Licenciada en Psicología Clínica, por la universidad San Pablo CEU. (2003).
Máster en gestión y Dirección de Recursos Humanos y Organizaciones por la Universidad Pontificia de Comillas(2004).
Técnico Superior en Implantación de Planes de Igualdad en la Empresa.

Experiencia Profesional:
Más de 10 años en distintos departamento de Recursos Humanos en empresas nacionales. Especializada en formación en el área de la mujer y motivación de personal.

ÚLTIMAS COLUMNAS

ARCHIVOS

TAGS