violencia de genero
miextremadura
turismo de extrellas
MUJER EXTREMADURA
  • 04 abr 2020

¿Cenamos? Si, mis contactos de whaptsapp y yo

29 junio 2015

¿Quién no ha salido a cenar y en la mesa de al lado ha visto a dos personas “supuestamente cenando” aunque realmente cada una estaba enfrascada en su móvil, o más en concreto, en su whats app en lugar de estar cenando con su compañero o compañera?

Es cierto, que una de las necesidades más importantes para el ser humano es la de relacionarse. Nos gusta saber las últimas noticias sobre lo que ocurre a nuestro alrededor, y estar en contacto con las personas que queremos o nos parecen interesantes. Para ello preguntamos a nuestros amigos cuando los vemos, leemos los periódicos, consultamos las redes sociales, y entre otras aplicaciones de telefonía móvil utilizamos el Whatsapp para mensajearnos a lo largo del día. Esta herramienta para teléfonos móviles facilita nuestra comunicación, pero como cualquier otro modo de relación puede potenciar también algunas características que pueden ser perjudiciales. Cuando queremos avisar de que llegamos tarde, de que necesitamos una lista de cosas para comprar, de que hemos aprobado un examen… los mensajes se vuelven muy útiles, y cumplen su misión de mantenernos en contacto y hacer participes a los demás de nuestras vivencias cotidianas. Aun así, decía, el whatsapp puede tener su “lado oscuro”. Hablamos de mensajería instantánea, y a veces nos puede hacer suponer que el otro responderá inmediatamente a lo que contamos o preguntamos. Si la necesidad o el deseo de recibir una respuesta o un comentario es muy grande, de repente el Whatsapp se convierte en una fuente de preocupación y agobio.

Por ello, las nuevas tecnologías bien se llamen whatsapp, linkedin, line, etcétera pueden provocarnos trastornos importantes en nuestra personalidad como ansiedad, adicción a las nuevas tecnologías, exceso de control sobre nuestro entorno, y así podría enumerar una larga lista de posibilidades de trastornos psicológicos que si no sabemos controlar puede llevarnos a perder el control sobre nosotros mismos.

Está bien querer saber del otro, pero hay que tener cuidado. Es fácil rebasar ciertos límites. Si consultamos los nuevos mensajes cada vez que llegamos a casa o cada pocos minutos, los mensajes ya no facilitarán la comunicación con otras personas sino que nos limitarán e incluso nos agobiarán. Una buena norma puede ser atender primero a quienes se dirigen a nosotros en persona, después a las llamadas, después a los mensajes instantáneos y por último a los correos. Cada uno en su espacio elegido para eso. No en función de cuándo lleguen, sino en el orden en el que previamente hemos asignando. De otro modo nos volvemos dependientes y potenciamos la impaciencia.

Aunque si nos paramos a pensar realmente la situación, no deja de ser curiosa y contradictoria, puesto que utilizamos las nuevas tecnologías para estar en contacto con el resto de amigos, compañeros y conocidos dejando de lado a la persona  que tenemos en frente en una cena o un café. De hecho, de ahí viene el título de este artículo. 

A día de hoy, partes de la idea de que cuando invitas a tomar algo a alguien lo haces a él o ella y a todos los contactos de su móvil. ¿Esto es realmente lo que queremos? ¿Dónde está realmente el interés en la persona con la que hemos quedado?

¿Las nuevas tecnologías no están ayudando más que perjudicando?

Realmente, considero que como casi todo lo que nos acontece en nuestro día a día hay que relativizarlo, tan bueno es conocer las nuevas tecnologías como saber controlarlas en función de nuestras necesidades y no dejar que sean esas nuevas tecnologías las que controlen nuestras necesidades.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.

El blog de Inmaculada Cruza

Inmaculada Cruza Izquierdo Inmaculada Cruza Izquierdo
Inmaculada Cruza Izquierdo
Inmaculada Cruza Izquierdo. (29/11/1979)

Licenciada en Psicología Clínica, por la universidad San Pablo CEU. (2003).
Máster en gestión y Dirección de Recursos Humanos y Organizaciones por la Universidad Pontificia de Comillas(2004).
Técnico Superior en Implantación de Planes de Igualdad en la Empresa.

Experiencia Profesional:
Más de 10 años en distintos departamento de Recursos Humanos en empresas nacionales. Especializada en formación en el área de la mujer y motivación de personal.

ÚLTIMAS COLUMNAS

ARCHIVOS

TAGS