vicente ferrer
Suscribete pq
MUJER EXTREMADURA
  • 23 jun 2017

En Extremadura, la brecha salarial entre hombres y mujeres crece 12 puntos en cuatro años, hasta alcanzar el 25,14%

Así, lo indica un informe elaborado por el sindicato CCOO Extremadura a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al año 2013, último en el que se ofrecen datos disponibles de la Encuesta de Estructura Salarial, que son los utilizados.

19 febrero 2016

La brecha salarial entre hombres y mujeres en Extremadura se sitúa en el 25,14 por ciento, lo que supone que de media ellas tendrían que trabajar 92 días más al año para alcanzar el salario de los extremeños que desempeñan un mismo trabajo o de igual valor.

En concreto, el salario bruto medio anual de las mujeres extremeñas fue de 16.304,55 euros, mientras que en el caso de los hombres fue de 21.780,9 euros. A nivel nacional, las asalariadas cobraron 19.514,58 euros, mientras que ellos percibieron 25.675,17, lo que arroja una brecha salarial del 23,99 por ciento, algo más de un punto inferior a la media de la región.

El informe 'Análisis de la brecha salarial de género en Extremadura', que ha sido presentado este jueves por la secretaria de Mujer de CCOO de Extremadura, Teodora Castro Hernández, y la directora general del IMEX, Elisa Barrientos, refleja asimismo un incremento de la diferencia salarial entre hombres y mujeres entre 2008 y 2013.

En concreto, la brecha salarial ha pasado del 13,15 por ciento, situándose 7 puntos por debajo de la media nacional, al 25,14 por ciento, más de un punto por encima de la media, por lo que "habrá que analizar qué se ha hecho mal" para que en este periodo se haya incrementado en doce puntos, según ha indicado Elisa Barrientos.

Sobre las causas que han provocado este incremento, Castro ha señalado que la desigualdad es un "problema estructural" del mercado laboral extremeño que el sindicato viene denunciando desde hace "mucho tiempo" y que, en estos últimos años, se ha visto afectado por la Reforma Laboral, en el sentido de que "una legislación que ignora la desigualdad" va a provocar un "empeoramiento de las condiciones" en la "salida de la crisis".

Si se analiza la evolución de los salario más bajos y más altos en 2013 se han alcanzado los valores de brecha salarial más altos de los últimos años, con un 56,62 por ciento para los primeros y del 22,92 por ciento para los segundos.

DISCRIMINACIÓN "INDIRECTA" EN LAS EMPRESAS

En este punto, la secretaria de la Mujer de CCOO en Extremadura ha subrayado que la discriminación salarial está condicionada por las propias empresas que, si bien no provocan una "discriminación directa", que sería objeto de un expediente por parte de la Inspección de Trabajo, si existe una "discriminación indirecta".

Así, ha explicado que ésta viene dada por la propia estructura de las empresas, en la definición de los puestos y la valoración de los mismos, así como a través de los complementos salariales que se escapan a las tablas recogidas en los convenios.

Según Castro, "dentro de la empresa hay una parte formal, con tablas salariales, definición de categorías salariales..., que aparentemente son neutras y no producen discriminación, que en la práctica están produciendo una discriminación a veces directa, y la mayoría de las veces oculta, que produce brecha salarial".

En esta misma línea, se ha referido a los complementos salariales discrecionales, que "generalmente están asociados a la disponibilidad horaria", de tal modo que existe la "creencia social de que tiene más disponibilidad social un hombre que una mujer, porque las mujeres" se tienen que "dedicar al cuidado del hogar y la familia", una cuestión contra la que hay que "luchar".

Por otro lado, se ha referido a los "mecanismos de ascenso" recogidos en los convenios, que según ha dicho si no se introduce un análisis de género se produce que "las altas responsabilidades vayan siendo ocupadas por varones", lo que provoca el denominado "techo de cristal".

ACCIONES CONTRA LA BRECHA LABORAL

Desde el sindicato, además del trabajo que se pueda realizar en el marco de la concertación social, proponen tres líneas de actuación "que se pueden ir haciendo ya", para acabar con la brecha salarial, centradas en las políticas activas de empleo, la negociación colectiva y un cambio de la cultura social.

Las primeras están relacionadas directamente con las políticas activas de empleo, y en este sentido ha advertido de que el sindicato estará contra acciones que "se olviden de que el mayor porcentaje de personas desempleadas en Extremadura son mujeres".

Por tanto, en este ámbito, el sindicato reclama la puesta en marcha de políticas activas de empleo con dimensión de género que garanticen el acceso a un empleo de calidad. Al respecto, reclama el compromiso de la Administración regional para la puesta en marcha de planes especiales para combatir la brecha salarial de género negociados con agentes sociales y económicos.

Con respecto al ámbito privado y la negociación colectiva, el sindicato reclama políticas de transparencia sobre la composición y las estructuras salariales, dado que "generalmente" encuentran "dificultades" para obtener esta información, incluso en empresas del ámbito público, según ha explicado Castro.

Asimismo, reclaman la obligatoriedad de negociar planes y medidas de igualdad en empresas; así como promover la formación en igualdad de género para las personas que integran las mesas negociadoras de los convenios colectivos.

Por último, han pedido la inclusión, desde la negociación colectiva, de cláusulas de acción positiva para la promoción y formación de las mujeres para corregir las desigualdades en las empresas en cuanto a la promoción, la formación y los complementos salariales.

Además, apuestan por un cambio de la cultura social, de modo que la ciudadanía vea en las mujeres "una oportunidad para crecer y no obstáculo". En este sentido, Elisa Barrientos ha apostado por acabar con el "mito" de que la maternidad supone un incremento de los costes laborales de las empresas.

ACABAR CON "MITOS"

Otra de las falsas creencias que desvela este informe es que no existe discriminación salarial por género dentro de la Administración Pública. En el caso concreto de Extremadura, de los 69.400 empleos perdidos en la región entre 2007 y 2013, el 89 por ciento correspondió al sector privado.

Sin embargo, si se analizan los datos por sexo, el 87,60 por ciento de los empleos perdidos correspondieron a varones y fueron empleos del sector privado, ya que el número de los varones empleados en el ámbito público en este periodo creció en 2.400 personas.

En el caso de las mujeres ocurre lo contrario, pues la mayoría de los empleos perdidos correspondieron al sector público, 10.000 en total, ya que en el sector privado el número de mujeres ocupadas aumentó en este periodo en 1.400 personas.

DESIGUALDAD Y DISCRIMINACIÓN

A modo de conclusión, el informe refleja que la situación de las mujeres en el mercado laboral extremeño está caracterizada por la "desigualdad y la discriminación". A partir de los datos que arroja la EPA, la reducción de la población activa en el periodo analizado ha afectado principalmente a las mujeres, pues ocho de cada diez personas que dejaron de ser activas era mujeres. Respecto al empleo creado, el 94 por ciento fue masculino.

Otro dato que refleja esta situación es que el número de mujeres paradas se redujo en 8.900 en el 2014, pero "solo 900 (10%) encontraron un puesto de trabajo mientras que el resto salió del mercado laboral (población activa). En el caso de los hombres, el paro bajó en 15.000, pero el 88 por ciento fue por encontrar un empleo y solo 1.700 dejaron la búsqueda activa de empleo.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.