ecoembres
turismo de extrellas
MUJER EXTREMADURA
  • 11 abr 2021

Juzgados extremeños registran un 10% menos denuncias por violencia género desde pandemia

Las mujeres víctimas de violencia machista en la región fueron 2.226, de las que 261 eran extranjeras. Las sentencias condenatorias se sitúan en un 93,6%.

15 marzo 2021

El número de mujeres víctimas de la violencia de género y el número de denuncias presentadas durante 2020 en Extremadura disminuyeron un 10 por ciento, con respecto a 2019.

Así pues, los juzgados extremeños recibieron un total de 2.262 denuncias por violencia de género, frente al año anterior, en el que se presentaron 2.513 denuncias, por lo que se registraron 251 denuncias menos.

En concreto, estos y otros datos están recogidos en el informe anual sobre violencia de género hecho público este lunes por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, y en el que incide en que este importante descenso en los principales indicadores de la violencia de género es consecuencia directa de la crisis sanitaria y, especialmente, de los meses de confinamiento, durante los que se apreciaron las mayores variaciones pese a que los juzgados especializados en violencia sobre la mujer siguieron funcionando al considerarse esencial su actividad.

De este modo, las mujeres víctimas de violencia machista en Extremadura fueron 2.226 (decremento del 10,1 %), de las que 261 eran extranjeras. En cuanto a la tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, Extremadura se encuentra entre las más bajas con un 41,4, situándose la media nacional en 60,2.

En el pasado año, en 133 casos la víctima de violencia de género se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar, lo que supone un 4,7 por ciento más que el registrado en 2019. Del total de mujeres que se acogieron a la dispensa, 106 eran españolas y 27 eran de otras nacionalidades.

Durante 2020 se solicitaron en los órganos judiciales extremeños 667 órdenes de protección, un 21,3 por ciento menos que en el mismo ejercicio del año anterior, de las cuales sólo han sido denegadas un total de 153, un 25 por ciento menos que en 2019.

En 2020, el porcentaje de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales españoles (juzgados de violencia sobre la mujer, juzgados de lo penal y audiencias provinciales) en procesos relativos a violencia de género se situó en un 93,6 por ciento.

Asimismo, el número total de sentencias dictadas durante el pasado año fue de 455, de las cuales 426 fueron condenatorias y 29, absolutorias, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) en una nota de prensa.

Por su parte, los juzgados de menores enjuiciaron en 2020 por delitos en el ámbito de la violencia contra la mujer a 3 menores de edad, un 50 por ciento menos que en 2019.

TRIMESTRE DE 2020

Los datos hechos públicos este lunes por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género reflejan cómo, durante el cuarto trimestre de 2020, los principales indicadores mantuvieron la tendencia a la baja de los dos anteriores trimestres.

Así, el número de denuncias, 568, disminuyó un 8,1 por ciento con respecto a las presentadas entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2019. Las mujeres víctimas de la violencia machista fueron en el último trimestre del año 567, un 8,3 por ciento menos que en el mismo periodo de 2019, de las que 74 eran extranjeras.

El número de mujeres que se acogieron a la dispensa del deber legal de prestar declaración fue de 30, un 30,2 por ciento más bajo que en el cuarto trimestre de 2019, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Durante el último trimestre del pasado año, los órganos judiciales de la Comunidad Autónoma de Extremadura impusieron 118 medidas de protección de carácter penal (derivadas de las órdenes de protección y de otras medidas cautelares de protección y seguridad de las víctimas).

En cuanto a las sentencias dictadas, 122 en total, el porcentaje de resoluciones condenatorias se situó en el 91,8 por ciento, un 3,8 porcentual menos que en el cuarto trimestre de 2019.

REFLEXIONES DE LA PRESIDENTA

Por tanto, ante estos datos, la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, ha hecho hincapié en el "importante impacto" que la crisis sanitaria ha tenido para las víctimas de la violencia de género, no solo durante los meses del confinamiento más duro, sino también en los meses siguientes, en los que ha seguido habiendo medidas anti-Covid que han restringido el movimiento de las personas.

Los principales indicadores -número de denuncias presentadas y número de víctimas- disminuyeron el año pasado cerca de un diez por ciento. "No es un dato que pueda llevarnos al optimismo, pues no equivale a un descenso real en el número de casos de violencia machista, sino que pone de manifiesto las dificultades añadidas que las víctimas han tenido para denunciar a sus agresores".

Estas dificultades son, principalmente, encontrarse en casa bajo el control constante de sus agresores, dudas sobre si podían o no salir, o el miedo a que les pasara algo a sus hijos e hijas. Por todo esto, más de 17.000 mujeres dejaron de denunciar el pasado año.

"Por eso, ahora más que nunca es importantísima la ayuda que la víctima pueda recibir de las personas de su entorno, ya sean familiares, vecinos, amigos o compañeros de trabajo. Los datos de 2020 siguen siendo muy significativos al respecto, pues del total de denuncias presentadas, solo el 2,04 % las presentaron personas cercanas a la víctima", ha apuntado.

Así, el observatorio incide en que la denuncia es la llave que permite poner en marcha los mecanismos de protección de la víctima; y también la única manera de la que se dispone para que los delitos de violencia sobre la mujer no queden impunes.

"Por eso es tan importante denunciar. Pero no podemos descargar toda la responsabilidad en las víctimas. Estas mujeres viven inmersas en un ambiente de violencia y de terror y a veces les resulta muy difícil dar el paso y denunciar porque tienen miedo, se sienten culpables y quieren proteger a sus hijas e hijos", asegura Carmona.

Esta situación de bloqueo se ha visto agravada por las consecuencias de la crisis sanitaria. "Por eso es importante la concienciación del entorno de la víctima y, por eso, desde el Observatorio reiteramos el llamamiento para que familias, allegados, vecinos o testigos accidentales de un hecho de estas características lo pongan en conocimiento de las autoridades", ha incidido.

Cabe destacar que los juzgados y las comisarías están abiertos las veinticuatro horas del día y cuentan con personal especializado, muy cualificado para asistir a las víctimas de la violencia de género. La actividad judicial relacionada con la violencia de género no se paró ni siquiera en los meses más duros del confinamiento, pues se trata de una actividad judicial esencial.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.