vicente ferrer
Mujer Extremadura
MUJER EXTREMADURA
  • 22 ago 2017

Mérida vuelve a brillar como ‘cuna’ del teatro en la gala de los Premios Ceres 2015

En una noche mágica, el Teatro Romano emeritense ha vuelto a brillar más que nunca durante una velada en la que la difícil situación que atraviesa el sector ha marcado las intervenciones de los premiados, quienes ha defendido el futuro de los Ceres. José Sacristán ha recibido de Concha Velasco el Premio Emérita Augusta a toda una carrera, y Aitana Sánchez Gijón se ha alzado con el de Mejor Actriz por su papel de Medea.

28 agosto 2015

RECUERDO A LOS QUE YA NO ESTÁN

Uno de los momentos más emocionantes de la noche ha sido cuando Carlos Sobera ha dado paso a unas imágenes en recuerdo a los profesionales del sector que han fallecido desde septiembre del pasado año hasta hoy. “Hemos perdido a mucha gente del teatro”, aseveró el presentador, quien pidió al público que “con cariño” emularan con sus móviles “a todas nuestras estrellas que se nos han ido hacia el cielo”.

Entre los fallecidos, los más ovacionados fueron Amparo Baró, José Sazatornil ‘Saza’, Marujita Díaz, Pedro Peña, Pedro Reyes, Roberto Cairo y, especialmente, Lina Morgan. De ésta última, amiga personal del empresario teatral y director del certamen, Jesús Cimarro, se proyectó un vídeo de uno de sus espectáculos en el que cantaba su ya mítica canción: “agradecida y emocionada solamente puedo decir gracias por venir”.

Fue uno de los momentos más emotivos de la noche con todo el Teatro Romano en pie y aplaudiendo. “Lina que brilles allí arriba al lado de la diosa Ceres, solo como tú lo sabes hacer”, le pidió Sobera.

En cuanto a las actuaciones de la noche, José Mercé emocionó con sus interpretaciones de ‘Malagueña del mellizo’ y ‘Al alba’, para la que el público le hizo los coros. “El flamenco es nuestra música, es nuestra marca y tenemos que seguir defendiéndolo”, apuntó. Mientras que Luz Casal llegó hasta el corazón del público interpretando ‘Almas gemelas’ e ‘Inesperadamente’.

Cabe destacar que entre los invitados a la gala también estuvieron Silvia Tortosa, Mar Regueras, Javier Gurruchaga, Marcial Álvarez, Juanjo Cucalón, Miriam Díaz-Aroca, Juanjo Artero, Loles León, Jorge Roelas, Jaime Chávarri, Claudia Molina, Magüi Mira, Juan Pablo Shuk, Nieve de Medina, Carlos Calero, José Luis Martínez y Antonio Belart.

También han asistido autoridades locales y regionales, entre las que ha sobresalido el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, quien ha llegado al Teatro Romano acompañado del director del certamen, Jesús Cimarro, y ante los medios ha insistido en buscar nuevas fórmulas para la continuidad de los Ceres de cara al próximo año.

Luces, láser y mapping… El Teatro Romano de Mérida ha vuelto a lucir sus mejores galas en la noche de este jueves, 27 de agosto, durante la ceremonia de entrega de los Premios Ceres de Teatro 2015, con la que se ha puesto el broche de oro a la 61ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico y con la que un año más la capital extremeña se ha convertido en 'cuna' y 'centro neurálgico' del teatro español. Eso sí, con el IVA cultural del 21% como ‘archienemigo’ por la difícil situación en la que está sumiendo al sector.

Con musas que buscaban entre los espectadores y un Carlos Sobera que hablaba al público desde el futuro, concretamente desde el año 4015, el escenario emeritense ha mostrado su espectacularidad desde el minuto ‘uno’, bajo la dirección del realizador Manuel Palacios, con un espectáculo de láser, luz y sonido, en el que la tecnología del mapping ha sido de nuevo la gran protagonista.

Y es que esta técnica envuelve al espectador con aspectos "mágicos y tridimensionales", a los que se han añadido este año grandes efectos luminosos para homenajear a la luz en el Año Internacional de la luz y las tecnologías basadas en la luz que se celebra en 2015. De hecho, también han tenido presencia con rayos láser, pantallas LED y otros efectos tecnológicos.

Así pues, durante una hora y media, la velada, que no ha dejado indiferente a nadie, ha recordado en esta edición los 2.000 años que lleva en pie el Teatro Romano desde un concepto "futurista", y siguiendo este hilo conductor, uno tras otro, cada uno de los premiados ha ido subiendo al escenario para recoger sus galardones de manos de distintos actores y actrices del panorama nacional y regional.

Precisamente, la joven actriz extremeña Ana García, en el papel de Deyamira, ha sido la encargada de entregar el Premio Ceres al Mejor Vestuario que ha recaído en Pedro Moreno por ‘Enrique VIII y la cisma de Inglaterra’ y ‘Medea’. “Acojona bastante estar en esta arena sin tener que estar detrás, cuidando a que mi trabajo ayude al trabajo de los actores”, dijo nada más subir al escenario.

Ante los presentes, recordó que hizo su primera obra en Mérida, en 1982. Además, antes de finalizar subrayó que en su profesión, en los últimos años, “gracias a la tormenta del IVA cultural, han desaparecido casi el 60% de las empresas y oficios que dan sustento a esta profesión, y son irrecuperables; por eso, si alguien sabe qué hacer, que lo hagan pronto, la situación es muy difícil”, resaltó haciendo alusión a la tan deseada rebaja del impuesto.

Seguidamente, Elías González, en el papel de Sosicles, entregó el Premio Ceres a la Mejor Caracterización a la Compañía Morboria por ‘El burgués gentilhombre’, cuyos miembros aseguraron que era “un lujazo” estar en Mérida y recibir un premio por la caracterización. “Es un regalo de cumpleaños a una compañía de teatro que ha cumplido treinta años”, una empresa “muy familiar”, que a lo largo de estos años ha podido “dar vida” a seres mágicos, trágicos o monstruos.

A continuación, Álex García, interpretando a Sócrates, ha sido el encargado de entregar el Premio Ceres a la Mejor Iluminación a Pedro Yagüe por ‘Don Juan Tenorio’, ‘Edipo Rey’ y ‘La pechuga de la sardina’. Ante el público agradeció a cada uno de los componentes del jurado, así como a Blanca Portillo “por su confianza”, a los actores y al equipo artístico de cada uno de los espectáculos por los que ha sido premiado. No obstante, afirmó que sin la labor de los equipos técnicos y de producción de los montajes, estos “no saldrían casi nunca adelante”.

María Esteve, en el papel de Lisístrata, ha hecho entrega del Premio Ceres a la Mejor Escenografía a Juan Sanz y Miguel Ángel Coso por ‘Enrique VIII y la cisma de Inglaterra’, ambos, después de agradecer este reconocimiento, pidieron a las administraciones que “ayuden a mantener lo que se ha construido en siglos”.

PREMIO DE LA JUVENTUD

Por su parte, Ana Fernández, interpretando a Electra, ha sido la encargada de presentar el Premio de la Juventud que ha recaído en el joven extremeño José Francisco Ramos por ‘El cerco de Numancia’. José Orantos, director del diario Hoy, le hizo entrega del mismo. Así pues, después de agradecer a los miembros del jurado por tomar esta decisión, también agradeció a Fernando Ramos, a Verbo Producciones y a Paco Carrillo, por haberle dado el papel de Novato, un joven y novel legionario. “Es un papel tan bonito, del que he disfrutado, he aprendido y crecido mucho”, admitió el llerenense, quien ha afirmado que sin la ayuda de sus compañeros, “esto no hubiera sido posible”.

AITANA BRILLA POR MEDEA

Tristán Ulloa, en el papel de Edipo, ha entregado el Premio Ceres a la Mejor Actriz, que ha recaído en Aitana Sánchez Gijón por ‘Medea’, enmarcada dentro de la trilogía de tragedias griegas del Teatro de la Ciudad. Ante el público, aseguró que sentía una “emoción tan profunda” al volver a pisar el escenario emeritense, como la que sintió cuando lo pisó el pasado mes de julio.

“Fue el día más feliz de mi vida profesional. Y lo fue también porque me acompañó por primera vez mi hija Bruna formando parte del coro”, dijo emocionada la actriz, quien considera que Medea ha sido el personaje “más apasionante de mi carrera”. Sobre la obra, subrayó que el proyecto de investigación del Teatro de la Ciudad “es entusiasmante”, por lo que “le auguro un futuro de muchísimos años, si el IVA y la desidia de algunos lo permiten”. No obstante, Sánchez Gijón animó a las nuevas generaciones de actrices y actores, así como a todo el sector a “seguir viviendo de este oficio que aman”.

“DE PRESIDENTE A PRESIDENTE”

Por su parte, Antonio Resines, como presidente del Jurado de los Premios Ceres, se ha mostrado feliz después de volver 26 años después al Teatro Romano de Mérida, donde formó parte del reparto de Plauto. Después de corroborar los discursos de algunos de los compañeros que ya habían hablado sobre la crisis que sufre el sector por el IVA Cultural, el actor quiso insistir en este tema.

Así, dirigiéndose al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, le agradeció que no haya eliminado estos galardones a pesar de que fueron creados por el PP. “De presidente a presidente, agradecerte que hayas continuado con esto. El Festival de Mérida atraviesa una situación interesante y que sigan los Premios que fueron creados por otro partido político es de agradecer".

En este punto, Resines ha puntualizado que habitualmente cuando llega un nuevo gobierno tras ganar unas elecciones, aunque algo "esté bien hecho, los siguientes se lo suelen cargar". Por eso, "toda la gente que vivimos del teatro se lo agradecemos mucho. Viva el teatro, viva Mérida y viva Extremadura”, ha finalizado en referencia a la continuidad de los galardones.

“AGRADECIDO Y EMOCIONADO”

Tras estas palabras, Tina Sainz, en el papel de Praxágora, entregó el Premio Ceres al Mejor Actor a Pedro Casablanc, por ‘Hacia la alegría’ y ‘Los cuentos de la peste’. Ante el público agradeció al jurado por haber tomado “esta decisión tan aventurada como discutible”. También agradeció a la propia Aitana Sánchez-Gijón “por invitarme a este viaje literario y onírico”.

“Me siento, como diría la gran Lina Morgan, agradecido y emocionado, éste es mi estado de ánimo”, recalcó el actor, quien hizo alusión también a la cifra de nefasto porcentaje de empresas del sector desaparecidas. “Desde este trabajo desleal como pocos, apoyarse en el tema económico es pan para hoy y hambre para mañana", apostilló.

Y es que, a su juicio, "la cuestión cultural es lo que hace que los pueblos prosperen; un pueblo inculto, soez y cobarde, va a preferir siempre la represión a la incertidumbre”, dijo parafraseando a un autor.

PREMIO DEL PÚBLICO

Miguel Ángel Muñoz, director de El Periódico Extremadura, entregó el Premio Ceres del Público a ‘El cerco de Numancia’. Su productor, Fernando Ramos, quien también interpreta al general Escipión, agradeció al jurado “por acordarse de nosotros”. Agradecimientos que extendió a Florián Recio y a Paco Carrillo, porque desde el principio “creyeron en esta locura y me apoyaron de forma descabellada”.

El extremeño también quiso dar las gracias al Festival de Mérida “por su fe ciega”. Y es que “gracias a eso hemos podido trabajar con una libertad absoluta”, admitió Ramos, quien ha deseado “larga vida” a esta obra, como así lo está teniendo ‘Los Gemelos’ (Premio del Público también hace dos años, también de la misma productora) y “larga vida al Festival de Mérida”.

Por su parte, el director de la misma, Paco Carrillo, ha subrayado que “el alma de los hombres viaja en las palabras de otros hombres”, por lo que en esta obra “hemos querido hacer una Numancia de ahora, de 2015, donde pensábamos que no es una historia antigua, sino que es eterna; está en cada desahucio, en cada parado, en cada contrato que se hace por debajo de lo estipulado…”, sentenció.

NUEVA CATEGORÍA

Fran Perea, en el papel de Júpiter, ha entregado el Premio a la Mejor Composición Musical a Mariano Marín por ‘Atchúusss!!!’, quien agradeció al jurado de los Ceres, “por haber abierto esta categoría”. “Es un honor ser el primero y después habrá muchos más”, dijo Marín, quien compartió su premio con sus compañeros de trabajo y su familia, entre otros, quienes están en su día a día, dentro de “una carrera humilde que espero que siga para adelante”.

A continuación, Laura Pamplona, interpretando a Fedra, entregó el Premio Ceres al Mejor Autor Teatral a Alberto Conejero por ‘La piedra oscura’. “Qué alegría y qué emoción tan grande siento”, exclamó. Según sus palabras, este trabajo “habla de la memoria como un espacio de justicia”. Por eso, invitó a las familias españolas que sigan buscando y recordando “en fosas y cunetas”, porque “nadie debe desaparecer del todo”.

“SOMOS RENTABLES”

María Pujalte
, en el papel de Antígona, entregó el Premio Ceres al Mejor Director de Escena a Carles Alfaro por ‘Atchúusss!!!’, quien recordó que su debut también fue en las tablas del Teatro Romano de Mérida en el año 1982. “Este premio significa que por lo menos he conseguido compartir con las personas, que es lo que tiene mi oficio, que nos enseña a escuchar”, aseveró.

Y es que, según sus palabras, “más allá de las palabras, hay muchas otras cosas que hay que escuchar”. El teatro, a su entender, “hace un gran ejercicio que es fundamental y que es ponerse en el lugar del otro”. Además, es fundamental “para ejercitar la tolerancia y es un juego fundamental para la formación”. Sobre el IVA cultural se mostró muy crítico y consideró que “el impuesto creo que debería ser cero, porque la Cultura ya es un valor en sí mismo. Somos rentables, déjennos trabajar, podemos trabajar solos”, sentenció.

Nancho Novo, en el papel de Orestes, entregó el Premio Ceres a la Mejor Trayectoria Empresarial a Kamikaze Producciones. Según Aitor Tejada, “nuestra trayectoria lo merece”, porque “cuando empezamos con esta aventura no teníamos ni idea de que estábamos creando una compañía, una productora,… con cierta inconsciencia, pero con muchas ganas”.

Tal y como ha especificado, en todos estos años “ha pasado muchísima gente por esta familia, por lo que está asegurada; este premio también es vuestro”, admitió. A su vez, aprovechó la oportunidad para decir que “venir a Mérida a trabajar es un lujo”, y este año lo han podido hacer con Antígona, Edipo Rey y Medea.

“Esperamos que se vuelva a repetir, pero sin el público, nuestro trabajo no tiene ningún sentido, es una alegría ver cómo la gente sigue asistiendo al teatro. Nosotros para poder embarcarnos en aventuras, os necesitamos, vamos a seguir haciendo teatro, aunque haya mucha gente que manda que considera que el teatro es un artículo de lujo, cuando para nosotros es un artículo de primera necesidad”, concluyó.

POLÍTICAS CULTURALES “NEFASTAS”

Natalia Millán, en el papel de Medea, entregó el Premio Ceres al Mejor Espectáculo Teatral del Año a ‘Rei Lear’. Aurora Rosales de Teatro Lliure, fue la encargada de recogerlo. Ante el público agradeció al Festival de Mérida “por crear este Premio” y al Jurado “por considerar que el espectáculo lo merece”.

A continuación le dedicó el premio a Nuria Espert, “por ponerse en el papel masculino del monarca y dedicarle su maestría”. “Es un privilegio y un regalo para todos”, insistió Rosales, quien recalcó que a pesar de “políticas culturales nefastas, IVA y zancadillas, el público sigue yendo el teatro, sigue llenando las salas y nosotros seguimos creando proyectos”, sentenció.

Finalmente, Concha Velasco entregó el Premio Emérita Augusta a toda una vida dedicada al teatro a José Sacristán, quien se mostró muy emocionado tras recibir una larga ovación, con todo el público del Teatro Romano en pie. El veterano actor recordó lo que le había cambiado la vida desde que pisara por primera vez este Festival en el año 1964.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.