plan empleo joven
turismo de extrellas
MUJER EXTREMADURA
  • 26 sep 2017

Gratitud y reivindicaciones de los Medallas Extremadura 2017

Entre los ruegos de los galardonados, la llegada a la región de un tren digno y situar a la mujer en el lugar que le corresponde en la sociedad extremeña.

07 septiembre 2017

DISCURSO CIUDADANO DE PEPA BUENO

Este año la reconocida periodista extremeña Pepa Bueno, que recibió la máxima distinción de la Comunidad Autónoma en 2009, ha sido la encargada de ofrecer el discurso ciudadano en la celebración del Día de Extremadura en el Teatro Romano emeritense. Y como no podía ser de otra manera, se ha mostrado emocionada y feliz, porque cuando vuelves a tu tierra “se activa la memoria”.

Como era de esperar, esta pacense de nacimiento ha pronunciado un discurso reivindicativo en el que ha animado a la ciudadanía a exigir un ferrocarril digno para Extremadura. “Yo quiero venir a Extremadura en los mismos trenes modernos o rápidos que me llevan a Sevilla, a Barcelona o a Valladolid”, ha recalcado. En este punto ha recordado que cuando estudiaba Periodismo en la Complutense de Madrid cogía muchas veces el Expreso que salía de Badajoz a las 22:00 horas y llegaba a la capital de España a las 8:00 horas de la mañana.

“Parece un chiste, pero una noche en ese tren nos quedamos parados en la mitad de la nada, y yo, como incipiente periodista, quería saber qué pasaba. Nadie nos daba una explicación y cuando conseguí una explicación técnica fue que el tren se había ‘agarrotao’”, ha lamentado. Así pues, durante este 2017, que se han cumplido 25 años de la inauguración de la primera línea del AVE, Madrid-Sevilla, le parece mentira que “Extremadura no tenga ni un solo kilómetro de línea de alta velocidad, lo que nos convierte en el sur del sur y eso es inexplicable”, a pesar de la “situación estratégica” de la Comunidad Autónoma, entre Madrid y Lisboa.

“Es insostenible esta situación”, ha recalcado. Por ello, ha defendido que el Pacto por el Ferrocarril “no es nada sin la sociedad civil”, por lo que “tenemos que empujar los comprometidos; un país democrático es aquel que no cambia, después que cambia su gobierno… la gente tiene que empujar junto a autoridades y agentes sociales para conseguir el tren”, ha insistido.

Cambiando de asunto y como feminista reconocida, Bueno también ha defendido la visibilidad de las mujeres, lamentando que en 158 Medallas de Extremadura que se han repartido desde 1986, “sólo 20 hayamos sido mujeres”. Así, se ha preguntado si no hay mujeres en Extremadura que se merecen esta distinción. “Está la vida llena, hay que querer ver y visibilizar a las mujeres… valorar lo que hacen, hay mujeres en la región que merezcan la Medalla, están ahí, hay que encontrarlas y mirarlas… tenemos que batallar por ocupar el espacio público y eso nos compete a todos”, ha incidido.

Sobre los galardonados de este año con la máxima distinción de la Comunidad Autónoma, ha asegurado haberse emocionado con sus discursos, pero se ha detenido en las chicas del Santa Teresa CD, porque “están batallando en el espacio más duro para las mujeres que es el mundo del deporte, y no digamos del fútbol, el más terrible para la visibilidad”. Por eso, ha valorado lo que hacen estas jugadoras.

“Las mujeres queremos la mitad de todo, es vuestro chicas, este es el camino que como ciudadanas tenemos que recorrer hoy en día, tenemos que recuperar nuestro espacio, y los mismos derechos que cualquier otro”, ha hecho hincapié Bueno, quien también ha abogado por convertir la naturaleza de Extremadura, un “paraíso de los únicos de Europa”, en un motor de desarrollo que “nos permita vivir a mucha más gente con dignidad y alegría”, y conservarla.

Por tanto, la periodista extremeña ha defendido que hay que “salir, pedir, reivindicar…, articular una sociedad comprometida, para que cuando nos digan pero ¿qué quieren los extremeños?, nosotros contestemos: de momento el tren y después lo que nos corresponda de todo”.

Sobre la Medalla de Extremadura, según sus palabras, esta condecoración es “incomparable” con cualquier otra, por doble motivo. El primero de ellos es el personal, puesto que con ella “no te sientes premiado tú, sientes que premian a todos los seres queridos que te han formado, que te han transmitido valores…; te permite compartirlo con ellos y con los que ya no están”. Y el segundo motivo es el social, porque son galardones o distinciones que “crean o forjan lo que decimos que es la sociedad civil, que multiplican el compromiso con tu comunidad autonómica por lo que recibes”, ha sentenciado.

El Colegio San José de Villafranca de los Barros (Badajoz), la cooperante y directora de Medicus Mundi Extremadura, María Victoria López Blázquez, el Orfeón Cacereño, el cantautor Pepe Extremadura y el club de fútbol femenino Santa Teresa Club Deportivo, de Badajoz, han sido galardonados en la noche de este jueves, 7 de septiembre, con la Medalla de Extremadura 2017, la máxima distinción que otorga el Gobierno autonómico.

Durante el tradicional acto que ha tenido lugar en el Teatro Romano de Mérida y en el que la sociedad civil ha sido la principal protagonista, se han vivido momentos muy emotivos, llenos de gratitud, con numerosas anécdotas... pero también reivindicativos. Y es que los galardonados al tiempo que han destacado las grandezas que tiene y ofrece esta Comunidad Autónoma a extremeños y foráneos, han alzado la voz, alto y claro, para reivindicar los mismos servicios y derechos de los que se benefician el resto de españoles.

Así pues, entre los ruegos de los galardonados, los más mencionados han sido la llegada a la región de unas conexiones ferroviarias "dignas" y situar a la mujer en el lugar que le corresponde en la sociedad extremeña, igualándola con el hombre a derechos y responsabilidades. 

En esta ocasión, bajo el lema 'Sencillamente Extremadura' y con el izado de las banderas de España y de Extremadura al son de sus respectivos himnos, partituras que han sido interpretadas por los músicos de la Joven Orquesta 'Ciudad de Mérida', ha comenzado el acto de entrega de las Medallas de la Comunidad Autónoma, bajo la atenta mirada del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha estado siguiéndolo desde su asiento entre el público asistente.

Los encargados de presentar este año la velada han sido los periodistas Ana Galán, directora de Regiondigital.com (el periódico online más veterano de la región), y Luis Troya -reportero de 'En el punto de mira', en Cuatro-, quienes han ido dando paso, uno a uno, a los condecorados de la noche, ante un Teatro Romano emeritense abarrotado de público. Entre los asistentes también estaban los otros dos ex presidente extremeños, Juan Carlos Rodríguez Ibarra y José Antonio Monago, así como miembros de los diferentes grupos políticos con participación en la Asamblea, representantes de la sociedad civil y de otros sectores, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Cabe recordar que de las cinco Medallas de Extremadura entregadas este año, una ha sido concedida a propuesta de la Junta, en concreto la del Santa Teresa CD, mientras que las otras cuatro han sido a propuesta de la sociedad civil.

COLEGIO SAN JOSÉ DE VILLAFRANCA

De este modo, en primer lugar, el censor de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, Feliciano Correa, ha sido el encargado de entregar la Medalla de Extremadura al Colegio San José de Villafranca de los Barros (Badajoz), que ha sido recogida por su rector, Rafael Mateos, coincidiendo con los 125 años de historia que el próximo mes de marzo alcanzará el centro.

A lo largo de estos años, por las aulas de estas instalaciones han pasado más de 14.000 alumnos, desde que “un hombre bueno” de la localidad, Alonso Ceballos Rico, luchara cerca de 20 años por hacerlas realidad, a pesar de las dificultades que padeció. Fue así cómo pudo fundarse el 19 de marzo de 1983.

En este sentido, Mateos ha destacado el “espíritu de servicio y abierto” a toda la sociedad extremeña “sin distinción, ni discriminación de cualquier tipo” por parte del Colegio San José de Villafranca, añadiendo que este centro educativo recibe la Medalla de Extremadura “con alegría” pero también “con humildad y responsabilidad” para “seguir formando hombres y mujeres para los demás”.

Igualmente, ha apuntado que al recibir esta condecoración, “consideramos que se trata de un reconocimiento a toda la comunidad educativa de Extremadura”, conformada por una extensa red de centros educativos –públicos, privados y concertados-, con “magníficos profesionales” que dedican su vida a la enseñanza, a pesar de ser una labor que “no es siempre reconocida por la sociedad”.

Gracias a todo esto se podrá hacer, a su entender, una Extremadura “cada día mejor, más emprendedora y más libre”. “Nosotros nos sentimos embajadores de Villafranca y de Extremadura en España y en el resto del mundo, por ello nos comprometemos a seguir trabajando en esta misma línea, al menos, en los siguientes 125 años”, ha sentenciado Mateos.

Cabe recordar que en este pasado curso, ha habido alumnos de 101 poblaciones distintas, de las que 38 eran de Badajoz, 12 de Cáceres y el resto de otras comunidades autónomas, sin olvidar otras localidades de países como Irlanda o Francia.

MARÍA VICTORIA LÓPEZ

Seguidamente, la médica extremeña (natural de La Coronada) María Victoria López ha sido reconocida con el máximo galardón de Extremadura por su labor como cooperante y presidenta de Medicus Mundi Extremadura, un reconocimiento que ha recibido de manos de la presidenta del Colegio de Enfermería de Cáceres, Raquel Rodríguez Llanos.

En su intervención, ha agradecido recibir esta “alta distinción”, gracias a la cual se ha recogido “muy bien” su trayectoria como médico al servicio de los más pobres”, al tiempo que se hace un reconocimiento y una “apuesta decidida” por la cooperación y la solidaridad.

En este sentido, López ha recordado a los africanos que han trabajado y siguen trabajando con ella. “Cada vez estoy más convencida de que somos lo que hacemos y si lo que hacemos es coherente y honesto nuestra vida tiene más sentido para nosotros y para los demás”, ha afirmado.

En su comparecencia ha recordado que coger las maletas en el año 1992 y partir hacia un continente que no era muy conocido, fue algo muy duro, especialmente para su familia. Por ello, ha reconocido la labor de quienes están allí ayudando los 365 días del año, las 24 horas del día: los misioneros, a su juicio, “los mejores cooperantes”.

Finalmente, López ha insistido en que la cooperación no es sólo técnica, "cooperar es algo más que enviar fondos o cosas que nos sobran, es estar al lado del otro, a la misma altura, colaborando y dejando hacer", ha concluido.

ORFEÓN CACEREÑO

Por su parte, el presidente del Orfeón Cacereño, Juan Carlos Bravo García, ha recibido la Medalla de Extremadura, de manos de la vicepresidenta de la Asociación Oncológica de Extremadura, Amalia Franco Galán, por la implicación de esta entidad en cualquier causa de carácter humanitario o social, ofreciendo multitud de conciertos y colaboraciones con un carácter eminentemente altruista.

Todo empezó en noviembre de 1964, cuando se creó esta agrupación que cuenta ya con 53 años de trayectoria a sus espaldas y ha ofrecido 1.000 actuaciones en este lapso de tiempo. Así, ha agradecido la labor de todas las personas que han formado parte del Orfeón, a los componentes actuales “que mantienen en pie la coral” y a los que “nos han dejado para unirse a los coros celestiales”, pidiendo un aplauso para todos ellos.

Bravo García también ha resaltado el trabajo de las directivas que le han precedido, gracias al cual se han podido ir cumpliendo “hitos tan importantes” como ofrecer conciertos a nivel nacional e internacional, llegando a Jerusalén, Roma, Viena o París. Y es que, gracias a la música de esta entidad –sinónimo de calidad- se ha llevado el nombre de Cáceres y Extremadura por diversos lugares del mundo.

Finalmente, Bravo García, quien ha defendido la labor formativa musical que esta institución propicia, ha asegurado que “no se borrará de los anales del Orfeón, recibir la más alta distinción, el más preciado galardón entre los cientos de reconocimientos que copan nuestras vitrinas”, ha sentenciado refiriéndose a la Medalla de Extremadura. 

PEPE EXTREMADURA

Seguidamente, el presidente de la Red Española de Desarrollo Rural (Redex), Aurelio González Bermúdez, ha sido el encargado de entregar la Medalla de Extremadura a José Roseiro Pedro “Pepe Extremadura”, cantautor extremeño que ha destacado en su trayectoria por su permanente defensa de los derechos humanos, por cantar a su tierra extremeña, al emigrante, a todos los que luchan por cumplir un sueño y por dar a conocer con su música a poetas tan representativos como Gabriel y Galán y Luis Chamizo.

Ante los presentes, Roseiro ha recordado su historia personal a través de un poema que escribió en la noche de este mismo miércoles “de un tirón”, destacando que “un muchachito extremeño llegó a tocar la gloria que soñaba de pequeño”, refiriéndose a lo que ha alcanzado en su carrera.

“He conseguido el milagro de ser profeta en mi tierra cantando con lo difícil que es y eso ha sido posible gracias al cariño y aprecio que me tienen los extremeños”, ha manifestado este cantautor nacido en Cáceres, quien ha asegurado que se siente “muy orgulloso” de que le llamen el cantante de los emigrantes. En este punto, y tras reconocer que la emigración la conoce “bastante bien”, ha tenido palabras de recuerdo para este colectivo de extremeños –casi 800.000- que se han visto "obligados a abandonar su tierra, su pueblo".

Por ello, ha reconocido que el hecho de que te premien “es fantástico y gratificante”, sobre todo “a quienes nos dedicamos a este complicado y maravilloso mundo, tan difícil, como la música”, por las “constantes dudas e inquietudes” que asaltan a este sector.

Finalmente, el cantautor ha reivindicado la pertenencia de Guadalupe a la Diócesis de Coria-Cáceres, así como unas conexiones ferroviarias "dignas" para la región. “Lo del tren es más de lo mismo, nos toman el pelo de una manera descarada, basta ya, la gota ya ha colmado el vaso. Extremadura no es una república bananera y tenemos derecho a un tren digno como el resto de comunidades autónomas”, ha concluido.

SANTA TERESA CD

Finalmente, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha sido el responsable de entregar la Medalla de Extremadura al equipo de fútbol femenino Santa Teresa Club Deportivo, un galardón que reconoce el trabajo de este club que milita en la Primera División Nacional, siendo así un referente de deporte y mujer.

El encargado de recibir la condecoración, junto con las integrantes del equipo, ha sido el presidente de la entidad, Pablo Manuel Ritoré, quien ha hecho un repaso “a la corta pero intensa vida del club”, creado en el año 2010, así como a los logros conseguidos en los últimos años. Y es que desde la temporada 2013/2014 militan en la máxima categoría del fútbol femenino a nivel nacional, sin dejar de lado éstas sus compromisos profesionales.

Ante los presentes, ha insistido en que el Santa Teresa Club Deportivo “visibiliza” el nombre de Badajoz y de Extremadura por todo el territorio nacional e incluso internacional, siendo un club que “es ejemplo de positivismo y humildad” que apuesta “por el deporte y la igualdad”.

Por todo ello, Ritoré ha subrayado que el equipo femenino es merecedor de la Medalla de Extremadura, al tiempo que ha recordado a todas las personas que forman parte de "la familia del Santa Teresa", que cuenta con un gran “equipo humano” y con el que “queremos ser ejemplo de la sociedad extremeña y la mejor versión de nosotros mismos”.

MUJERES

Al término de la entrega de Medallas, las mujeres han tomado el escenario del Teatro Romano. En primer lugar, a través de un montaje audiovisual titulado 'Extremadura es mujer', en el que se han dado a conocer a una serie de mujeres extraordinarias, que desarrollan su actividad en diferentes sectores profesionales –desde queseras, periodistas, escritoras, investigadoras, sindicalistas o políticas-.

En segundo lugar, mediante la música, de la mano del grupo flamenco Mehstura, integrado por mujeres extremeñas, bajo la dirección del coreógrafo Jesús Ortega, que ha interpretado el Himno de Extremadura, como reivindicación del papel que ha tenido la mujer a lo largo de la historia del flamenco.

El broche de oro a la noche cálida de este jueves en Mérida lo ha puesto el Ballet Folklórico de Extremadura, dirigido por Eduardo Acero, formado por más de 50 personas, que ha deleitado al público con su espectáculo “Aire de danza”.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.