miextremadura
turismo de extrellas
MUJER EXTREMADURA
  • 07 dic 2019

Irene de Miguel: Los cuidados deben ser "una corresponsabilidad de hombres y mujeres"

"Si no hubiera aparecido Podemos, nunca hubiera entrado en política. No me veía tampoco en una institución, nunca me había imaginado en la institución".

24 febrero 2019

Detalles....

IreneUn libro: Mi libro favorito es ‘La sonrisa Etrusca’ de José Luis Sampedro.

Una película: Por supuesto, ‘Amanece que no es poco’, es la mejor película española de todos los tiempos.

Un lugar: Mi rincón en Las Villuercas.

Una comida: Buahhh… ¡Todassss! Soy de súper buen comer, pero algo a lo que nunca digo que no… Es que creo que soy tan fan de todo lo que hace mi suegra… pero bueno, el cabrito asado que hace mi suegra eso es una delicia.

Un político de referencia: Bueno, un político de referencia para mí es Pepe Múgica. Me parece una persona que representa los valores más altos de la política, la coherencia absoluta, y a mí me gustaría parecerme un poquito, solo un poquito a Pepe Múgica.

Un sueño cumplido: La verdad es que soy una persona con tantísima suerte porque es que no sé, estoy haciendo lo que quiero, que es luchar por un mundo mejor y me pagan. Y luego además, mi familia, tener una familia tan unida y tan grande, para mí es un sueño cumplido también.

Un sueño sin cumplir: Poder viajar todo lo que me gustaría, a mí me encantaría dedicarme un año a viajar por el mundo con mis hijos. Porque creo que eso es un aprendizaje que es impagable, conocer otras culturas, aprender otros idiomas o conocer otros países. Yo creo que si pudiera me dedicaba un año entero a viajar con ellos por el mundo.

Un anhelo para Extremadura: El deseo es que nadie tenga que irse de Extremadura sino quiere, que aquí pudieran cumplir sus sueños y pudieran desarrollarse libremente. Para mí ese sería el mayor anhelo, que nadie se tuviera que ir.

Irene de Miguel estudió Ingeniería Agrónoma en la Politécnica de Madrid y participé activamente en las Asociaciones estudiantiles dedicadas a la cooperación al desarrollo y a la Agroecología.

Al acabar la carrera, trabajó en el mundo rural y colaboré en la Asociación La Mancera llevando a cabo diversos proyectos de recuperación de espacios agrícolas, gestionando el Centro Zahoz, centro de conservación de variedades tradicionales de cultivos.

Hace ocho años, llegó a un rincón desconocido y recóndito de Extremadura, Las Villuercas, donde vive con su pareja y sus dos hijos, en una finca donde han montado un vivero especializado en frutales de variedades antiguas y, una pequeña empresa familiar de asesoramiento agrícola, gestión y mantenimiento de fincas.

Antes de ser diputada en la Asamblea de Extremadura por Podemos, trabajó como técnica en el programa de Ciudades Saludables y Sostenibles, así como Agente de Empleo y Desarrollo Local y desarralló un programa de Huertoterapia con una asociación de personas con discapacidad.

A punto de finalizar su primera legislatura como parlamentaria, en una conversación con Regiondigital.com, hace balance de su labor política, con miras a una importante cita, el 26 de Mayo pues, será la candidata de Unidos Podemos a la Presidencia de la Junta.

Mujer y política, política y mujer… ¿Qué representan estos conceptos y cómo casan en Irene de Miguel?

La verdad que es una pregunta curiosa… pues la política llegó a mí de una manera casual. Yo no había participado nunca en política antes de que apareciera Podemos y realmente me vi como empujada porque me atrajo muchísimo el planteamiento político que tenía, era lo que yo siempre había creído y defendido, pero nunca me había visto tan representada en un partido político.

IreneY..... hasta que no llegó Podemos, no me atrajo la política. Aunque sí que es verdad que he participado del asociacionismo y de otros movimientos sociales, pero nunca con un carácter político y la verdad que creo que si no hubiera aparecido Podemos, nunca hubiera entrado en política. No me veía tampoco en una institución, nunca me había imaginado en la institución.

¿Crees que la política te ha supuesto algún sacrificio como mujer o no?

Yo pienso que a todas las personas que nos tomamos la política como un servicio público nos supone un sacrificio, independientemente de ser hombre o mujer, y yo creo que obviamente me ha supuesto un sacrificio.

Por ejemplo, como madre, porque a esto se le echan muchas horas y a mí me hubiera gustado compartir más con mis hijos que son pequeños. Pero estoy segura que esta pregunta quizás no se la hubiéramos hecho a un hombre, porque la corresponsabilidad a veces o la responsabilidad de los cuidados en la familia, siempre se nos atribuye a nosotras.

Entonces a lo mejor a un hombre no se le pregunta por el sacrificio que conlleva la política por ser hombre, porque se da por hecho que es su labor o su trabajo, y a nosotras siempre se nos cuestiona cómo lo compatibilizamos con esa otra faceta de la vida que es la familiar.

Hay que apostar por la normalización de que los cuidados son corresponsabilidad de hombres y mujeres. Yo por eso creo que es tan positivo, por ejemplo, que ahora Pablo Iglesias se haya tomado la baja paternal, porque ahora lo que se nos pregunta es ‘¿y va a dejar la baja paternal por las elecciones?’. Y es una cuestión clara: ‘No, no la va a dejar’. Él en el fondo está obligado a corresponsabilizarse del cuidado de sus hijos, porque para eso es padre.

Cuando se han cumplido los 35 años de la Asamblea de Extremadura.....¿ que ha supuesto para tí ser una de las 31 diputadas mujeres de esta IX Legislatura recordando que en la I solo había dos mujeres entre 65 parlamentarios?

Está claro que vamos avanzando y las mujeres vamos teniendo más presencia en los espacios de transformación política. Es un logro no sólo que seamos 31 mujeres las diputadas, sino que también es un logro que la presidenta de la Asamblea sea una mujer, es un logro que ahora mismo en el Gobierno extremeño haya más mujeres que hombres, pero aún nos queda mucho por avanzar.

IreneNo es sólo una cuestión de números, es una cuestión de las políticas que hacemos… ¿Realmente las políticas que se están haciendo, son políticas feministas? Eso quiere decir que facilitan la igualdad, la justicia social, la igualdad de oportunidades para todos y todas, independientemente de nuestro sexo. Pues ahí....es donde debemos de avanzar.

En el año 2015, decidiste representar en unas elecciones a Podemos, un partido que estaba en ese momento ‘saliendo del cascarón’. Cuatro años después, al final de la legislatura, ¿qué balances haces de esa decisión tomada y del trabajo que has desarrollado?

Pues, el balance es positivo y la decisión es positiva, porque obviamente de lo contrario no continuaría y no hubiera asumido, además, la representatividad del partido siendo candidata.

Estoy contenta con lo que hemos hecho, pero sí que es cierto, que llegamos a la política pensando que se podían cambiar las cosas de manera mucho más rápida y que el día a día, toparnos a veces con la dinámica propia de las instituciones que son muy rígidas, nos ha hecho ver que no es tan fácil cambiar las cosas y que hay que asumir a veces que nuestras expectativas no se van a cumplir, lo que conlleva cierta frustración.

Pero, yo ahora me siento más segura de mí misma, creo que sé cómo puedo llegar a conseguir los objetivos que me planteo, cosa que antes no sabía porque me enfrentaba a algo totalmente nuevo para mí.

Yo nunca había estado antes en una institución, y además es que tampoco me había formado en Derecho, yo soy Ingeniera Agrónoma, venía de un ambiente totalmente distinto. Y yo creo que estos cuatro años me han dado esa experiencia que se necesita para poder afrontarlo ahora con más solvencia.

IreneA punto de finalizar la legislatura y, tras un intenso trabajo parlamentario.....¿cual ha sido el mayor logro y que se ha quedado en el tintero?

El mayor logro como grupo parlamentario creo que ha sido dar voz a los colectivos, a las personas, a las organizaciones y asociaciones en la Asamblea de Extremadura. Creo que el trabajo que hemos hecho de que venga la gente a la Asamblea de Extremadura a contar en primera voz es muy importante.

Y también hemos conseguido cosas como, por ejemplo, la Ley de Renta Garantizada que es una ley importante, porque lo que pretende es no dejar a nadie fuera y consolidar derechos como ciudadanos.

No es una cuestión de caridad, es una cuestión de que eres ciudadano y tienes unos derechos, y si las cosas te van mal, tienes derecho a tener una cierta seguridad para tener una vida digna y una calidad de vida que te permita el día de mañana incorporarte al mercado laboral sin problemas y no dejar a la gente en la estacada. Creo que eso también es política feminista.

¿Cosas que se nos han quedado en el tintero? Por ejemplo, personalmente, a mí me hubiera encantado que se hubiera aprobado la Ley de Compra Pública Alimentaria.

Creo que sería una ley puntera, que no solo es mejorar la salud de los extremeños y de las extremeñas a través de menús saludables en los centros educativos, hospitales, residencias…, sino que es también un cambio total de paradigma, de nuestro modelo agro-alimentario, y de cómo a través de políticas alimentarias, podemos cambiar las cosas.

Es decir, podemos hacer más rentables las explotaciones agrarias pequeñas, las familiares, que son las que más están sufriendo por la caída de los precios. Podemos crear otro tipo de circuitos de comercialización basados en otros criterios que no sea el mercado, con criterios únicamente de precios, sino mucho más sociales, mucho más éticos y mucho más sostenibles.

Creo que es una ley tan potente, que hubiera podido cambiar tantas cosas, y que ni el PSOE, ni el PP, han querido afrontar, que me da mucha pena. Por tanto, creo que es una tarea pendiente de Extremadura, porque es que lo tenemos todo para ser referentes y me da la sensación de que no estamos a la altura de lo que Extremadura necesita y de las potencialidades que tiene Extremadura para ser lo que ella decida ser.

Has estado cuatro años en política, has visto la política desde dentro -que no es igual que desde fuera-… En Extremadura, hay un gobierno con más consejeras que consejeros, hay una Asamblea con una presidenta, hay mucha más voz de las mujeres, pero todavía quedan muchas cosas por romper. Desde Podemos, como mujer política....¿qué cree queda todavía por romper...por cambiar?

Creo que, sobre todo, queda por romper la cuestión de la corresponsabilidad en los cuidados. Lo que decía antes… Hasta que no asumamos que los cuidados de nuestras personas dependientes, ya sean niños o ya sean ancianos, tiene que ser una cuestión de Estado, y de entender que el Estado tiene que ser un Estado que cuide.

Necesitamos un país que nos cuide, porque hay en ciertas épocas de nuestra vida, ya sea cuando somos bebés o cuando somos ancianos, que necesitamos que alguien nos cuide y eso siempre ha estado volcado sobre los hombros de las mujeres.

Y además de una manera muy egoísta, porque ni ha sido visibilizado, ni ha sido monetizado. Entonces, es algo como que no sabemos cómo o por qué, pero el mundo sigue funcionando y sigue funcionando porque los cuidados nos los estamos echando a las espaldas las mujeres.

IrenePues, hasta que eso no esté absolutamente asumido que es una corresponsabilidad de hombres y mujeres, las mujeres vamos a tener siempre y nos va a costar siempre dar un paso adelante en espacios de representatividad que requieren -a lo mejor- mucho más tiempo, más esfuerzo y a veces dejar apartada esa faceta de corresponsabilidad.

Creo que eso es algo que nos falla absolutamente como sociedad y que tenemos que avanzar en ello. Por eso, tan importante es haber sacado, por ejemplo, en nuestros Presupuestos Generales los permisos de maternidad y paternidad igualitarios e intransferibles… que nunca nadie te vaya a preguntar en una entrevista de trabajo si te piensas quedar embarazada, porque si lo haces, da igual si seas hombre o mujer, te vas a tener que coger una baja. Eso era muy importante haberlo sacado adelante.

Y, otras cuestiones… pues entender la política feminista como lo que es, que es poner a las personas en el centro de la acción política, a las personas y sus necesidades, y eso nos falta en muchas leyes que se plantean. Ahora estamos viendo, por ejemplo, una ley, la Ley de Administración Ágil, que plantea beneficios fiscales y poner casi la alfombra roja a esas iniciativas empresariales que tienen más de 20 millones de euros de inversión.

Eso obviamente está creando desigualdad frente a otros emprendimientos, otros negocios muchos más familiares y más pequeños, que realmente fijan población, que realmente son los que están levantando Extremadura, los que están haciendo que la gente se quede en sus pueblos y en sus ciudades.

Si entendiéramos de verdad el calado de las políticas feministas, creo que avanzaríamos muchos más. Dan una visión más global, más transversal. Yo creo que, para mí por ejemplo, política feminista es la Ley contra el calor en las aulas, es que los niños y las niñas no pasen calor en las aulas, lo que redunda en mejorar la calidad de la enseñanza, pero también redunda en el empleo, redunda en avanzar en la transición energética y luchar contra la mitigación del cambio climático que es el planeta, esta casa común en la que todos vivimos.

También redunda en que el 70% de las madres, sean las que vayan a por los niños si salen a las doce de la mañana, porque cuando hablamos de que va a ver flexibilidad horaria para los niños en la época de alerta de calor, ¿cómo que flexibilidad horaria?, ¿quién puede estar a las doce en la puerta del colegio recogiendo a los niños o a las niñas? Pues realmente las abuelas o las madres que se tengan que coger horas libres, o hacer una reducción de jornada. Eso no es política feminista.

IreneTodo parece indicar que Irene de Miguel será la única mujer candidata a la Presidencia de la Junta de Extremadura, ¿qué representa para tí esta circunstancia?

La verdad es que me siento muy orgullosa de mi partido, de mi organización. Me siento muy orgullosa además que la confluencia, las personas que me acompañan por otros partidos como Extremeños y Equo, sean también mujeres.

Creo que en Unidos Podemos por Extremadura (aunque aún no sabemos el nombre de la coalición), este espacio de confluencia hemos sabido entender el momento histórico en el que nos encontramos, y hemos sabido leer que las mujeres tenemos que estar ahí en los lugares de representatividad y transformación política.

Yo siento mucha responsabilidad también, porque si yo estoy ahí es fruto del trabajo de muchas mujeres que se han dejado la piel porque las mujeres podamos tener estas oportunidades.

Entonces....para mí.... es una gran responsabilidad como representante de Podemos, por supuesto, pero también como mujer.

Para finalizar.....¿qué espera ante dos importantes e inminentes fechas, 28 de abril y 26 de mayo?

Yo espero, por un lado, que no volvamos a dejar el país en manos de la derecha que saquea lo público, que roba a manos llenas y que además quiere cercenar nuestros derechos y libertades volviendo a épocas pasadas y además creando crispación, creando miedo en la sociedad, en vez de apostar por otros valores como la convivencia o como la buena vecindad.

Y, por otro lado, espero que sepamos ilusionar a la gente con un proyecto de cambio, con una alternativa clara de un país mucho más moderno, mucho más plural, mucho más abierto y mucho más justo.

Luego, en mayo, lo que espero es que le demos un vuelco a esta comunidad, porque creo que es la Comunidad Autónoma que más necesita un vuelco, que más necesita un cambio, un cambio hacia políticas mucho más arriesgadas en lo social y en lo económico también.

Creo que Extremadura está pidiendo un cambio a gritos y yo creo que los únicos que representamos ese cambio, honestamente, somos Unidos Podemos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.