plan empleo joven
turismo de extrellas
MUJER EXTREMADURA
  • 22 oct 2017

Idustria cosmética y cuidado personal masculino, un negocio millonario

Lejos del estereotipo de mercado para la mujer, el sector de la belleza masculina está al alza. Las redes sociales, los blogueros y famosos creadores de tendencias, no son ajenos a este fenómeno.

23 enero 2017

La industria de la belleza y el cuidado personal ha dejado de ser algo exclusivamente femenino. El hombre actual se ha vuelto mucho más exigente con su aspecto físico y demanda productos de cuidado específicos. Esto ha supuesto que la venta de cosméticos masculinos haya ascendido a más de 35.000.000 de dólares anuales en el año 2015 y que, según las previsiones, las ventas continúen in crescendo a un ritmo del 2,8% anual. Se espera que en 2019 el nivel de ventas de productos masculinos alcance los 40.000.000 de dólares.

Las grandes marcas de cosméticos, algunas tan vanguardistas como NuSkin, lanzan al mercado cada vez más productos para el público masculino, conscientes de que los varones actuales se preocupan tanto por su salud, como por su aspecto físico, e invierten cada vez más en productos de belleza y cuidado personal.

América latina, uno de los principales consumidores

Según las previsiones de crecimiento facilitadas por Euromonitor International, será en el mercado latino donde el sector crezca con más fuerza.

En Latinoamérica, la cosmética para el hombre representa una cifra cercana a los 8.000.000 de dólares. La previsión es que dicha cifra supere ampliamente los 10.000.000 de dólares en el año 2019.

Importancia del sector en España

En España, las ventas de determinados artículos, como es el caso de los perfumes masculinos, superan las ventas de los dirigidos al público femenino.

La cosmética y los productos de cuidado, belleza e higiene personal ya no están asociados a personas metrosexuales u hombres preocupados en exceso por su aspecto físico como actores, modelos, personajes públicos, etc. En la actualidad, dichos productos han dejado de ser utilizados por un reducido grupo para convertirse en productos de consumo general.

En España existe una potente industria dedicada a la cosmética para hombres. Según datos de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, los caballeros son igual de coquetos que las féminas y gastan más que la media europea. Esta organización asegura que el crecimiento económico del sector continuará al alza durante los próximos años. Y a mayor consumo, mejores resultados económicos anuales.

¿En qué productos de cuidado personal invierten los hombres en España?

  • Los productos en los que más dinero gastan los españoles son en primer lugar, los de cuidado personal, cremas y lociones para la piel, cabello y perfumería.

  • La venta de perfumes masculinos en el último año 2016 fue superior a la de perfumes femeninos.

  • Se ha producido igualmente un incremento considerable en la venta de productos relacionados con la protección solar, bronceadores, aftersun, etc.

  • La industria de la perfumería y la cosmética en España se caracteriza por su constante innovación así como por la calidad y eficacia de sus productos.

El sector de la belleza masculina está al alza. Las redes sociales, los blogueros y famosos creadores de tendencias, no son ajenos a este fenómeno. Actualmente, estamos asistiendo a la apertura de salones de belleza masculinos que están causando auténtico furor. ¿Quién dijo que el mundo de la belleza y la cosmética eran exclusivo patrimonio femenino?

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.