vicente ferrer
turismo de extrellas
MUJER EXTREMADURA
  • 14 dic 2017

La iluminación LED: el gran aliado de la contaminación lumínica

Un ejemplo de ciudad que ya ha empezado a aplicar políticas de sustitución de las antiguas bombillas por otras led es Valencia.

24 abril 2017

Desde hace años ya que conocemos la tecnología led aplicada a cuestiones de luz. Miles de bombillas, lámparas e incluso complejos de iluminación industrial han aparecido en nuestras vidas para reducir nuestra factura de la luz y hacernos ahorrar dinero. En muchas ocasiones las luces led han supuesto un antes y un después, ya que son muchas las personas que ya se han beneficiado de su máxima calidad y luminosidad y del ahorro que suponen.

 

Para aquellos que aún no hayáis probado este tipo de luces, os recomendamos que visitéis la tienda de bombillasled360.com, donde encontraréis los mejores led al mejor precio y con la máxima calidad asegurada. Sin embargo, un tema del que todavía no se ha hablado demasiado es como las luces led ayudan a reducir la contaminación lumínica.

La contaminación lumínica

El problema de la contaminación lumínica es algo muy presente en cualquier ciudad del mundo, sobre todo en occidente. Este tipo de contaminación afecta a los núcleos más poblados y consiste en que la luz de las ciudades emiten brillos durante la noche, debido a que el alumbrado que poseen es de baja calidad.

 

Aunque en principio esto puede no parecer algo importante, lo cierto es que, entre otras cosas, con la contaminación lumínica estamos agrediendo el hábitat de muchas especies de animales. Por otra parte, la contaminación lumínica también reduce nuestros recursos naturales y no nos permite tener visibilidad para contemplar las estrellas, por ejemplo.

Cómo ayuda el led a reducir la contaminación lumínica

Como bien sabemos, el led es una revolución, básicamente por el enorme ahorro de energía que facilita, no obstante, también puede ayudar a reducir la contaminación, colocada de forma correcta.

 

Las luces que actualmente se encuentran en la mayoría de ciudades son nefastas debido a que, por ejemplo, emiten luz hacia el cielo directamente. Un buen ejemplo lo tenemos en las típicas farolas que encontramos por la calle, que tienen una esfera en lo más alto de la base. Este tipo de luces, además de iluminar poco, lo único que hacen es enviar más de un 75% de su luz hacia arriba, por lo que sirven de poco para, por ejemplo, caminar por la calle.  

 

Las luces led, por el contrario, se suelen colocar en farolas donde la luz se inclina directamente hacia abajo. Además, las luces led reducen el típico deslumbramiento que producen algunas farolas y que son realmente peligrosas para vehículos y peatones.


Un ejemplo de ciudad que ya ha empezado a aplicar políticas de sustitución de las antiguas bombillas por otras led es Valencia. En esta ciudad del litoral mediterráneo han conseguido ahorrar ya más de medio millón de euros al año en la factura de la luz, además de reducir notablemente sus índices de contaminación lumínica.  

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.